Mucho tiempo después que me hicieras tu solicitud de abrir una cuenta en Instagram, al fin esta mamá (cuadrada, exagerada, piqui) dice ¡está bien! El problema no era solo la edad, sino sobre todo la madurez. He notado que has avanzado en este camino, así que creo que estás lista. 🙂

Sin embargo, hay un marco en el que nos moveremos. Yo te dije que sería un contrato, pero pienso que es más que eso. Porque un contrato expone obligaciones y derechos. Pero aquí no se trata solo de eso porque partimos del principio que soy una mamá desesperada por amar y que te quiero guiar y proteger. Entonces, en todo caso, este documento es un híbrido.

Aquí voy…

Promete que los likes no serán detonantes de nada

Pues, dentro de poco nadie los verá… pero tú sí. Ni muchos likes pueden ponerte contenta, ni pocos pueden ponerte triste… Son solo likes, apreciaciones subjetivas que no necesariamente responden a la realidad. Es decir, no vales más porque tienes más likes. No finjas ser quien no eres para ser popular; ni te averguences si no eres como se «espera» que debas ser para gustarle al mundo de instagram. Muestra cómo eres, cómo ves el mundo y cómo forjas tu propio camino.

Cuida tu privacidad, pero también cuida tu corazón

Tu cuenta debe ser privada. Sí, de momento esto no es negociable. Pero sobre todo no dejes que en tu corazón entre ningún intruso.

Es fácil pensar que la vida es igual a instagram, que todos viajan, son siempre felices, todos los días comen rico o tienen mascotas perfectas. Pero, lo cierto es que en la vida de todos hay luces y sombras, no pienses que solo en la tuya. No dejes que en tu corazón entre la envidia, el desánimo, el desconcierto… no compares tu vida con la de nadie, y menos compares tu vida con la vida que alguien muestra en instagram.

Tener instagram no significa más tiempo en el teléfono, sino el mismo tiempo dividido en más apps

Te puede parecer un chiste cruel, pero esto es necesario. Necesitas crecer por dentro, regar tu pastito interior y para eso necesitas hacer más cosas que solo estar viendo la pantalla. Creo que no hacen falta más explicaciones porque lo comprendes bien. En resumen: no se suman más minutos al tiempo que tienes autorizado estar en el teléfono. 

Te voy a acompañar en este camino, por lo que voy a tener acceso a tu cuenta

Ahora, esto es obvio. No tienes un teléfono propio y vas a configurar tu cuenta en el mío, pero cuando tengas la edad, la madurez y el dinero para comprarte un celular, configurarás tu cuenta en tu teléfono. Aún así, si eres menor de edad, yo tendré acceso a tu teléfono y a tu cuenta. No quiero espiar… solo cuidarte. Además, piensa que, por ejemplo, a mi teléfono puede entrar todo el que quiera… todos en la casa saben mi contraseña. ¿Por qué habría de ocultarla o evitar que alguno de ustedes acceda a mi celular?

Inspira y sigue a personas que te inspiren

Lo sé, lo sé… uno quiere ver memes, videos chistosos, personajes polémicos. Es lo común, pero usa esta red social y cualquier otra para sumar tú a la vida de otros y buscar fuentes de inspiración. Está bien reír con los memes y demás, pero… ¿solo por eso quieres estar en instagram?

Y por favor, nunca olvides que la vida real está afuera, que las personas que amas son de carne y hueso y que las mejores expresiones de amor son aquellas que se pueden sentir, escuchar o ver.

Soy mamá de seis hijos y directora editorial de Niu. Me confieso como lectora empedernida y genéticamente despistada. Escribo para cerrar mi círculo vital.