chocolate
Escena 1 Se abre la puerta del carro. Entra el hijo. -Mamá: ¡Hola! ¿Cómo te fue en tu intercambio? - Hijo (encoge los hombros viendo por la ventana) Con decepción dice: meh… no sé para qué me compraste ese chocolate tan...
Me siguen presentando como “mi hermanita”... soy la menor de tres hermanas. Puedo decir sinceramente que después de pasar las etapas normales de peleas por quién usó el suéter de quien o comerse el último pedazo del pastel que mi papá llevaba cada fin de mes, somos...
vida
Defendemos la vida porque es de Dios. No nos pertenece. El corazón, contrario a lo que las canciones cursis de telenovela dicen, naturalmente se opone a Dios en todo. Nuestros corazones son engañosos, egoístas y cómodos... todo lo que Jesús no es... y la postura en cuanto a los...
tragedias
Los niños se van dando cuenta que el mundo no anda bien. Por más que intentemos hacérselos rosado, el gris va saliéndose de las líneas y eventualmente no nos alcanzan los dedos para taparlo. Hoy les propongo que dejemos de intentar; pidiendo sabiduría y amor por la verdad, caminemos...
mesa familiar
Huellas de dedos. Rayones. Marcas de platos demasiado calientes. Gotas de goma seca. Un poco de salsa de anoche. Todas sobre mi mesa y se sienten como tachuelas en el corcho de mi alma, sosteniendo tantos de los recuerdos que me forman. Ver esa superficie y tratar de pulirla me...
abuso sexual
Recuerdo la vez que fuimos a una de esas clases de prueba que regalan, íbamos con nuestra hija mayor, que en ese momento tendría unos 7 años. Entramos mientras todos los niños tomaban su lugar en medio de la duela, todos los papás nos sentamos en bancas alrededor. Empezaron...
Pausas
Un descanso. Es un regalo sin empacar. Todos los días, aún los de las rutinas de las que nos quejamos con frecuencia, están llenos de señuelos que apuntan Al que nos ama para siempre; si sabemos observar: el color del reflejo en las nubes, el vendedor que apila las...
Soy madre de cuatro. Dos por el milagro de la biología y dos por el milagro de la adopción. Mis dos pequeñas vinieron no tan pequeñas. De 6 y medio y 9 y medio y soy de las que quiero ver la cultura de adopción tomar vuelo en mi...
Soy mamá de cuatro y ninguno de mis hijos es un plan B. Dios no hace ese tipo de niño. Mis dos primeros vinieron por el milagro de la biología y las dos últimas, por el milagro de la adopción. Mi esposo y yo hablamos de la posibilidad de adoptar...
173,469FansMe gusta
853SeguidoresSeguir
11SuscriptoresSuscribirte