Si tu hijo te preguntara qué quiere decir Luis Fonsi cuando canta:

Que le enseñes a mi boca 
Tus lugares favoritos
Déjame sobrepasar tus zonas de peligro
Hasta provocar tus gritos 

Tú, ¿qué le dirías? Probablemente te quedes sin palabras a pesar que tus hijos ya la repitieron hasta el cansancio. Y si tus hijos son adolescentes ,y no solo comprenden exactamente lo que significa sino que deseen actuar como los protagonistas de la canción… ¡Esto no es exageración!

En el año 2006 un estudio realizado por Rand Corporation  que dio seguimiento a 1400 adolescentes estadounidenses durante 4 años, concluyó que “cuanto más tiempo pasan los jóvenes escuchando música con contenido sexual, antes inician en el sexo”.

La mayoría de nosotros dejamos que nuestros hijos escuchen, canten o bailen canciones que si las escuchamos con detenimiento, podrían sacarnos los colores; permitimos que se vistan para aparentar más edad o simplemente sean ávidas espectadoras de las aventuras pasionales de las telenovelas.

La hipersexualización de la niñez, no consiste solo en los concursos de belleza donde las mamás broncean, peinan y colocan pestañas postizas a sus hijas. Es mucho más que eso y probablemente muchos estemos apoyando esta situación sin siquiera percatarnos. No filtrar las canciones que escuchan, puede ser un medio que facilite que nuestros hijos puedan ser víctimas de la hipersexualización.

Según la definición del Parlamento Europeo, esta consiste en “un enfoque instrumental de la persona mediante la percepción de la misma como objeto sexual al margen de su dignidad y sus aspectos personales. Esta supone también la imposición de una sexualidad adulta a las niñas y los niños que no están ni emocional, ni psicológica, ni físicamente preparados para ello”.

Una de las vías más comunes para esa imposición es la publicidad.

En Francia, por ejemplo,  el 37% de las niñas asegura estar a dieta, buscando el cuerpo e imagen ideal con que las bombardean los anuncios y que los adultos no enseñamos a filtrar.

La Asociación Americana de Psicología de Estados Unidos (APA) publicó hace unos años el Report of the APA Task Force on the Sexualization of Girls, en el que nos alerta “Las chicas reciben este mensaje repetidamente: “Lo que importa es lo “hot” que pareces”. Juegan en la televisión y en Internet. Lo escuchan en letras de canciones y videos musicales. Lo ven en películas, juegos electrónicos y tiendas de ropa. Es un mensaje poderoso”.

Tan poderoso que la doctora Eileen Zurbriggen, presidenta del grupo de trabajo de este informe,  destacó que “la sexualización tiene efectos negativos (…) incluyendo el funcionamiento cognitivo, la salud física y mental y el desarrollo sexual saludable”.

Algunas de las consecuencias que más subraya la asociación estadounidense son:

  • La confianza y comodidad de las niñas en su cuerpo se ve socavada.
  • Problemas emocionales y de auto imagen.
  • Vergüenza y ansiedad.
  • Las niñas construyen su identidad sobre lo más frágil, el juicio ajeno.
  • Trastornos alimentarios.
  • Baja autoestima.
  • Depresión.

¿Qué podemos hacer?

Los consejos que se brindan son sencillos pero requieren tiempo  efectivo. Necesitan que los papás estemos involucrados activamente y prioricemos entre los quehaceres del hogar o del trabajo.

La APA recomienda: “Vea televisión y películas con sus hijas e hijos. Lea sus revistas. Navegue por sus webs favoritas. Hágales preguntas: “¿Por qué hay tanta presión para que te miren de cierta manera? ¿Qué es lo que más te gusta  de las chicas con las que quieres pasar el tiempo?”

Lo más importante es hablar con nuestros hijos y resaltarles sus talentos y habilidades, principalmente aquellos que van más allá de su apariencia física. Si ayudamos a nuestros hijos a  seguir sus intereses, podremos ganar un importante terreno. Esto resulta tan vital que la Dra. Zurbriggen afirma: “Como sociedad, necesitamos reemplazar todas estas imágenes sexualizadas con aquellas que muestren a las niñas en situaciones positivas, que muestren su singularidad y sus talentos”.

Llega Tú Primero es una iniciativa de ENLACE A.C. Guatemala que busca brindar ideas sencillas para educar en la sexualidad a nuestros hijos.