Después de las vacaciones o descansos largos, regresar a la rutina puede volverse cuesta arriba. La paternidad nos hace volver casi por inercia -aunque no sin esfuerzo-, pero ¿cómo podemos apoyar efectivamente a nuestros hijos a retomar la rutina, el colegio, las levantadas temprano..?

Te compartimos unos tips para que “la fuerza te acompañe“:

Una semana antes…

  • En cuanto sea posible, normaliza los horarios de sueño. Si alguno de tus hijos se acostumbró a levantarse muy tarde, lograr que madrugue puede ser una tarea titánica. Una semana antes del inicio de clases, intenta reducir poco a poco la brecha entre la hora que deberá levantarse para el colegio con la que se levanta ahora. Esto facilitará que el primer día de clases no sea tan difícil madrugar y que esté más descansado.
  • Si durante las vacaciones tuvieron mucha libertad y crees que al iniciar el cole, se les complicará acomodarse al horario; intenta organizar un horario flexible para empezar a dar más estructura a su día.

Unos días antes

  • Ayúdales a hacer un checklist de las actividades esenciales que implica la nueva rutina. Por ejemplo, lo que deben dejar listo para el colegio. Esta estructura básica, reducirá los distractores y hará que haya más organización y por lo tanto paz mental -sobre todo para los papás 😉-

Si crees que esta idea les resultará útil, puedes descargar nuestro imprimible aquí:

  • Piensen juntos cómo les gustaría iniciar el primer día del colegio. Por ejemplo: ¿qué les gustaría desayunar?, ¿qué quieren llevar de refacción?, ¿les gustaría despertar con música? Incluso podrían animarse a armar una playlist de vuelta al cole. La música anima, despierta y activa nuestras neuronas dormidas.

Regresar a la rutina no debe ser desagradable: el reto es animarlos y animarnos para que volver a las actividades sea lo más sencillo posible.

Soy mamá de seis hijos y directora editorial de Niu. Me confieso como lectora empedernida y genéticamente despistada. Escribo para cerrar mi círculo vital.