Querida mamá Milenial:

Últimamente he visto que Internet está lleno de artículos, vídeos, blogs, etc… que se ocupan de enseñarte cómo vivir tu maternidad.

He visto páginas dedicadas a la manera correcta de parir, la forma apropiada de alimentar a los niños, páginas de lactancia materna hasta los mil años de cada hijo, páginas de colecho y mil web más…

Pensaba en el estrés que se debe de vivir en la era de la tecnología cuando tenés en la palma de la mano todos los juicios que te dicen cuál es la mejor forma de educar a tus bebés:

Que si les das una nalgada es violencia.
Que si los dejas llorar en la noche sos desalmadan pero si no los dejas llorar sos alcahueta.

En fin… yo, una mamá de 40 años con 4 hijos entre 17 y 11 años quiero decirte algunas cosas:

1. Sí, es mejor que el parto sea natural y sin anestesia (o así dicen) pero los que nacen con anestesia también nacen bien… y los que nacen por cesárea también nacen sanos. En el parto lo importante es cumplir con el objetivo: ¡que nazca el bebé!
Si tu bebé nació, ¡felicidades! Lo lograste.

2. Lo mejor es la lactancia materna y si es exclusiva sos lo mejor del mundo mundial. Pero, ¿cuál es el objetivo? Que El Niño coma…
Si tu bebé se alimenta de pecho, pacha o ambas… 
¡Felicidades! ¡Lo lograste!

3. ¿Colecho o el bebé en la cuna?
¿El objetivo? Que duerman… ¿duerme junto a ti o separado?
¡Felicidades! Si el bebé duerme y tú también, ¡lo lograste!

4. Que deje el pañal a los dos años o a los 4…
Si tu bebe dejó el pañal… ¡Felicidades! ¡Lo lograste!

5. Que coma vegetales en cuadritos, enteros, en platos ergonómicos o sobre un plato de plástico.
¡Felicidades! Si come vegetales, ¡lo lograste!!

Lo que quisiera comunicarte es que no importa el tiempo ni la forma… lo que importa al final son los resultados y si los estás logrando lo estás haciendo bien.

En la actualidad veo una tendencia de hiperpaternidad en la que algunas veces nos enfocan más en la forma que en el fondo y se confunden los objetivos con modas del momento. Veo muchas mamás primerizas llenas de culpa porque pidieron a gritos la epidural o les hicieron una cesárea.

Escucho mamás excusarse por elegir alimentar a sus bebés con fórmula y no con lactancia materna exclusiva.

Pienso que el tiempo te da otra perspectiva y al final caes en la cuenta que todos los niños a los 15 años comen vegetales, duermen en sus camas y no usan pañal. Saben subir escaleras sin caerse (casi siempre) y no hacen berrinches en público.

En lo personal tengo un bebé de lactancia materna exclusiva hasta que quede embarazada del siguiente; dos hijos alimentados con fórmula casi desde el principio y uno con ambas, pecho y pacha… Después de 11 años no veo la diferencia ni en su desarrollo ni en su autoestima.

Tuve 4 partos naturales, tres con anestesia y uno sin epidural y no veo la diferencia en su desarrollo ni en su personalidad.

Traté de dejar llorar a uno de mis hijos en la noche para “acostumbrarlo” a dormirse solo y no aguante más de 10 minutos, resignada a hacerlo de forma gradual me di cuenta que al cumplir los tres años todos dormían en sus camas.

Mi punto es… si las mamás queremos lo mejor para nuestros hijos y trabajamos con ellos para lograr los objetivos, todos los caminos son buenos y el resultado siempre será satisfactorio.

Si querés a tus hijos y te detenes a definir una estrategia para educarlos…
¡Felicidades! ¡Lo estás logrando!

En mi opinión, no hay que ponerle tanto coco a tantas teorías y enfocarnos en nuestro proyecto personal con nuestros hijos. Al final es lo que nos va a llevar al éxito; por lo menos hasta la adolescencia… allí son otros 5 pesos.

¡La primera infancia es para disfrutarla!

Mujer, esposa, madre de cuatro niños, hija, amiga, hermana, tía. Imperfecta, alegre, enamorada.